1936.es.

1936.es.

La propaganda y la creación de mitos durante la Guerra Civil Española

La propaganda y la creación de mitos durante la Guerra Civil Española

La Guerra Civil Española fue un conflicto que duró desde 1936 hasta 1939 y que enfrentó a dos bandos: el bando republicano, apoyado por la Unión Soviética y las democracias occidentales, y el bando nacional, apoyado por la Alemania Nazi y la Italia Fascista. Durante la guerra, la propaganda y la creación de mitos jugaron un papel fundamental en la movilización y el mantenimiento del ánimo de las tropas. En este artículo, examinaremos cómo los dos bandos utilizaron la propaganda para crear mitos y cómo estos mitos afectaron a la percepción de la guerra por la población.

La propaganda de los dos bandos se centró en la movilización de sus tropas y en la desmoralización del enemigo. En el bando republicano, la propaganda se centró en la creación de un "héroe-popular" que luchaba contra los opresores fascistas. La figura del "miliciano" se convirtió en un símbolo de la lucha por la libertad y el progreso. Las fotografías y dibujos de los milicianos, con su ropa desgastada y su aspecto descuidado, se utilizaron para demostrar la pasión y el sacrificio que los soldados republicanos estaban dispuestos a hacer por su causa.

En el bando nacional, la propaganda se centró en la creación de una imagen de unidad y fuerza. El general Franco era presentado como el "Caudillo", un líder fuerte y carismático que estaba dispuesto a liderar a España hacia una nueva era de grandeza y gloria. Las imágenes de soldados uniformados y bien preparados, así como los desfiles militares, se utilizaron para demostrar la disciplina y la eficacia del ejército español bajo el mando de Franco.

Además, ambos bandos crearon mitos en torno a figuras determinadas de la guerra. En el bando republicano, la figura de Dolores Ibárruri, más conocida como "La Pasionaria", se convirtió en un icono de la lucha contra el fascismo. Los discursos que pronunciaba en la radio, animando a la gente a luchar por la libertad, se convirtieron en una fuente de inspiración para los soldados republicanos. En el bando nacional, el mito de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, se utilizó para crear una imagen de heroísmo y sacrificio. José Antonio era presentado como un marqués culto y elegante que había dado su vida por la patria.

Las técnicas utilizadas por ambos bandos para crear y difundir sus mitos eran diversas. Los carteles y las imágenes eran una de las herramientas más utilizadas por la propaganda de la Guerra Civil. Los carteles se pegaban en paredes y postes de luz, se exhibían en las ventanas de las casas y se proyectaban en cines y teatros. Además, la radio se convirtió en una herramienta fundamental para la difusión de la propaganda. Las radios portátiles se distribuían a los soldados en el frente y se utilizaban para la emisión de discursos y música motivadora. También se utilizaron los periódicos, que eran controlados por ambos bandos y cuyos mensajes se ajustaban a sus respectivas líneas editoriales.

En definitiva, durante la Guerra Civil Española, la propaganda y la creación de mitos jugaron un papel fundamental en la movilización y el mantenimiento del ánimo de las tropas. La figura del miliciano republicano y del Caudillo nacional se convirtieron en símbolos de la lucha y la victoria. Además, la figura de Dolores Ibárruri y José Antonio Primo de Rivera se utilizaron para crear mitos de heroísmo y sacrificio. La propaganda se utilizó a través de distintos medios, como carteles, radios, periódicos y desfiles militares. La creación de estos mitos y la difusión de la propaganda sirvieron para fortalecer la percepción de cada bando sobre su valentía y pasión en la lucha por la victoria.