1936.es.

1936.es.

El auge de la guerrilla en la desesperanza: los últimos años de la Guerra Civil Española

Introducción

La Guerra Civil Española fue uno de los conflictos más sangrientos y difíciles de la historia moderna. Fue un periodo de luchas de poder, de ideologías y de revoluciones. Uno de los aspectos más destacados de este conflicto fue el surgimiento de la guerrilla. La guerrilla en la Guerra Civil Española fue una forma de resistencia que tomó la gente en las zonas rurales de España. La desesperación y el sufrimiento que se sucedieron en este periodo convirtieron a la guerrilla en una de las más efectivas fuerzas de oposición al régimen franquista.

Antecedentes de la guerrilla

La guerra empezó en 1936, después del golpe militar que tuvo lugar el 17 de julio de ese año. El levantamiento fue encabezado por una coalición de militares derechistas y apoyado por la Iglesia católica y los grupos de derecha. El gobierno de la República, liderado por el Frente Popular y compuesto por los partidos de izquierda, los sindicatos y los militares leales al gobierno, se enfrentó a este golpe. Por tanto, el inicio de la guerra significó la división entre derecha e izquierda. A medida que la guerra avanzaba, se desarrollaron diversas formas de resistencia. El gobierno republicano creó una milicia popular, las Brigadas Internacionales vinieron de otros países a ayudar a la República y las mujeres se unieron a las luchas. Sin embargo, la guerrilla surgió en las zonas rurales más que en las ciudades. El campo estaba en una situación de pobreza y abandono y, cuando se desató la guerra, los campesinos tomaron las armas para defender su tierra y sus derechos.

Los últimos años de la Guerra Civil Española

En los últimos años de la guerra, las fuerzas republicanas habían perdido la capacidad de unirse bajo una única bandera, y la mayoría de las fuerzas revolucionarias, sindicales y comunistas habían sido absorbidas por los partidos políticos. Esto dejó a las personas que deseaban seguir luchando con muy pocas opciones. Fue en esta época cuando la guerrilla comenzó a crecer en número y en fuerza. Los miembros de la guerrilla eran campesinos que conocían muy bien su territorio y se movían con facilidad por los campos y las montañas. A menudo, eran jóvenes que participaban en la lucha contra el régimen de Franco porque su familia había sido asesinada o torturada. También había personas comunes y corrientes que estaban cansadas de la guerra y querían hacer algo para cambiar su vida.

La organización de la guerrilla

La guerrilla se organizaba en grupos pequeños, generalmente de entre cinco y diez personas, y tenía diferentes estilos de operar. Algunos grupos actuaban de manera celular, lo que significaba que no se relacionaban unos con otros, mientras que otros cooperaban con otros grupos de guerrilla. En total, había alrededor de 18.000 hombres y mujeres involucrados en la guerrilla en España. Las armas utilizadas por la guerrilla eran variadas. Al principio, se utilizaron los fusiles y las pistolas que se habían utilizado en la guerra. Sin embargo, con el tiempo, se empezaron a fabricar bombas, granadas y explosivos. La necesidad de disfrazarse para evitar ser detectados por las fuerzas del régimen llevó a la guerrilla a utilizar ropa de camuflaje y crear barbas falsas o cambiar sus características para evitar ser detectados.

La lucha de la guerrilla

La guerrilla se centró en llevar a cabo acciones de sabotaje y golpes de efecto en las zonas rurales. Se dedicaron a cortar las vías férreas y de comunicación para paralizar el transporte de suministros y de tropas. También llevaron a cabo incursiones en las ciudades, luchando contra los soldados franquistas que se encontraban en las calles. La guerrilla hizo mucho para desestabilizar al gobierno y el ejército franquista. El régimen había sido forzado a enviar a sus tropas a combatir a la guerrilla y esto les costaba mucho en recursos y en finanzas.

La caída de la guerrilla

A pesar de que la guerrilla había logrado hacer mucho daño al régimen franquista, no logró cambiar el rumbo de la guerra. La llegada del ejército germano-italiano al lado de Franco y el hecho de que las fuerzas republicanas estaban desorganizadas facilitó la caída de la guerrilla. La guerrilla continuó luchando incluso después de la guerra, con algunos grupos activos hasta la década de 1960. Uno de los grupos más importantes fue la guerrilla maquis en el norte de España. La resistencia y la lucha constante de estas personas encendieron una llama de esperanza en todo el país.

Conclusión

En resumen, el origen de la guerrilla en la guerra civil española se debió a la desesperación y sufrimiento de los campesinos en las áreas rurales. La guerrilla se organizó en grupos pequeños y tuvo una nueva forma de resistencia en la lucha contra el régimen franquista. La guerrilla utilizó técnicas y estrategias de guerrilla, llevando a cabo actividades de sabotajes, golpes y ataques. La guerrilla surgió como una respuesta a la falta de recursos y capacidad de respuesta del gobierno republicano y se convirtió en una fuerza importante y poderosa en la historia de la Guerra Civil española. Aunque finalmente la guerrilla no logró cambiar la dirección de la guerra, se convirtió en un símbolo de resistencia y persistencia para el pueblo español, continuando su lucha incluso después de la guerra.