1936.es.

1936.es.

Emilio Mola, el cerebro detrás de Falange

Emilio Mola, el cerebro detrás de Falange

Emilio Mola Vidal fue un militar y político español nacido en Placetas, Cuba, en 1887. A pesar de haber nacido en tierras cubanas, Mola se consideraba español y llevaba con orgullo sus raíces. Su carrera militar comenzó en 1907, cuando ingresó en la Academia de Infantería de Toledo. Durante su carrera militar, Mola ganó fama y prestigio por su capacidad estratégica y su valentía en el campo de batalla. Sin embargo, fue su papel como cerebro detrás de la Falange lo que le hizo conocido y lo que lo llevó al centro de la historia de la guerra civil española.

Mola fue uno de los fundadores de la Falange Española de las JONS, un partido político español que se formó en 1934. La Falange se caracterizó por ser un movimiento político nacionalista, autoritario, anti-comunista y antiliberal. Mola creó una red de espías y confidentes que le proporcionaba información sobre aquellos que se oponían a la Falange. Esta red estaba formada por miembros del ejército, la policía, la inteligencia y otros informantes. También mantuvo una estrecha relación con el General Francisco Franco, con quien compartía muchos ideales y visiones políticas, y que se convertiría en el líder de España tras la guerra civil.

Durante los años previos a la guerra civil española, Mola organizó y coordinó la conspiración militar que finalmente llevaría a la guerra. En aquellos días, España estaba dividida en varias facciones ideológicas, y Mola y sus seguidores veían al gobierno democrático como un obstáculo para sus objetivos políticos. En julio de 1936, Mola dio la orden de que los militares sublevados se movilizaran en las principales ciudades españolas. De este modo, comenzó la Guerra Civil española.

Mola se convirtió en uno de los líderes más destacados de los militares sublevados, y fue el encargado de dirigir las operaciones militares en el norte de España. Su capacidad estratégica y su conocimiento del terreno le permitieron lograr una serie de victorias importantes en las zonas bajo su control. Sin embargo, su aparente éxito no duró mucho tiempo, ya que se vio obligado a retirarse después de que el ejército nacional perdiera la batalla de Guadalajara.

A pesar de su fracaso militar, Mola mantuvo su posición como uno de los principales líderes de la Falange, y su papel en la guerra fue fundamental. Fue el creador de la famosa frase "5ª columna", que se refería a los grupos de saboteadores que operaban en la retaguardia republicana. Este término se convirtió en sinónimo de subversión y traición, y se sigue utilizando hoy en día.

Mola se ha convertido en una figura controvertida en la historia de España. Su papel en la guerra civil y su papel en la creación de la Falange son indudables. Sin embargo, su visión política y su apoyo a los elementos más fascistas y autoritarios de la Falange hacen que muchos españoles lo vean con recelo y desconfianza.

En conclusión, Emilio Mola fue una figura trascendental en la historia de la guerra civil española. No sólo fue el creador y el cerebro detrás de la Falange, también fue una de las principales figuras militares de los sublevados. Su papel en la guerra fue crucial, pero su legado político sigue siendo objeto de debate. Como muchos otros líderes de la guerra civil, su papel en la historia de España es complejo y controvertido.